Carora

LICEO Y BUENOS AIRES SALEN A BUSCAR EL TÍTULO

Por Jean Carlos Arias Troisi

Heriberto Reyes/ twitter @fanaticodigital.- Hoy comienza la hora de la verdad, Buenos Aires y Liceo saldrán a la búsqueda del título que se lo llevará el que gane cuatro juegos en una serie que será al mejor en 7 partidos. Los dos clubes parten con características diferentes pero desde esta noche cualquier cosa puede pasar. Liceo se ha acostumbrado a las series finales, solamente ha faltado a esta cita en dos oportunidades de las 8 que van contando la que comienza esta noche. Será la primera vez que se enfrenten a Buenos Aires y hasta el día de hoy tiene marca de 15-9 en rondas finales. La única que ha perdido fue ante Torrellas en 2009 cuando la serie llegó a 7 juegos. Tres de esas finales se las ha ganado a La Guzmana, a Torrellas le ganó en el 2007 en serie que llegó hasta los 5 juegos. Esta es la edición en la que el manager Luis Figueroa llega a la final, tanto en el 2010 como en el 2012 se había quedado en el camino. A Buenos Aires, ha llegado a la final en tres veces en los últimos cuatro años, tienen marca de 8-2 en instancias como esta. En el 2010 barrieron a Torrellas en 4 partidos, en el 2012 la serie se prolongo hasta 6 partidos resultando ganadores con batazo clave de Robin Rodríguez. Son sus dos únicas finales hasta ahora, la primera la ganaron de la mano de Rafael Zapata y la más reciente de la mano de Julio Castro quien es el timonel en esta campaña. Desde el 2006 hasta 2009 las finales se les hicieron esquivas a los de barrio nuevo. OFENSIVA La ofensiva de Liceo fue la más destellante de la semifinal, su promedio fue de .395 (256-101) con 58 carreras anotadas. En los seis partidos Liceo promedió casi 17 hits por encuentro y casi 10 carreras por cita. Conectaron la cifra más alta de dobles con 16, 2 triples y 2 cuadrangulares. Es un equipo que es paciente en el home, tienen apenas 21 ponches lo que equivale a poncharse una vez cada 12 turnos, recibieron 14 boletos sin embargo tienen en su contra la poca velocidad, no robaron ninguna base y en su único intento fueron puestos out. Esa ofensiva descollante fue producto de la actuación de varios caballos, entre ellos el líder bate de la semifinal Robert Montes que terminó con .647 (17-11) con 5 anotadas y 6 remolcadas, Yonathan Sivira (30-18) para .600 con 12 anotadas y 9 impulsadas, Douglas Landaeta de 32-15 para .469 con 8 anotadas y 10 remolcadas, Carlos Giménez de 26-11 con 5 anotadas y 5 impulsadas, Juan Salazar para .382 al batear de 34-13 con 6 anotadas y 3 remolcadas. Buenos Aires terminó lejos de Liceo en cuanto a ofensiva se refiere, batearon para .264 (239-63) con 30 anotadas, 10 dobles, 1 triple y par de cuadrangulares. Recibieron 21 boletos pero se poncharon en 47 oportunidades lo que equivale a un ponche cada 5 turnos al bate. Sobre la cantidad de sencillos indicamos que como promedio conectaron 9 por encuentro y poco más de 4 carreras anotadas por careo. Tienen en su haber hasta el momento una base robada y de esas 30 carreras anotadas 26 fueron llevadas al home por batazos. Los toleteros más destacados fueron Luis Camacaro promediando .500, de 10-5 con 3 anotadas, Luis Ugueto que participó en 3 encuentros promedió .385 al conectar 5 sencillos en 13  viajes al plato, con 4 anotadas y par de impulsadas, César Quintero al promediar .379 chocando de 29-11 con 4 anotadas y 5 remolcadas, Arlenis Camacaro se mantuvo en .350 bateando de 20-7 con 5 anotadas y Oswaldo Navarro de 23-8 para .348 con par de anotadas y 3 fletadas. LANZADORES Al final de cuentas, en el pitcheo terminaron parejos ambos equipos. Los dos finalizaron  con efectividad por encima de los 4 puntos aunque el de Liceo finalizó con 4-2 y el de Buenos Aires con 3-4, teniendo en cuenta que estos últimos disputaron un encuentro más. Liceo terminó en 4,07 tras permitir 25 carreras limpias en 55,1 entradas. Tienen en su haber 43 ponches y 23 boletos entregados. Este pitcheo tiene la mayor cifra de cuadrangulares permitidos con 4, sin embargo acumulan la menor cantidad de imparables tolerados con 49. Hay tres lanzadores que dejaron la efectividad en blanco, pero entre ellos acumulan solamente tres entradas. Sin embargo quien más trabajó fue el zurdo José Miguel Escalona con 32,0 entradas donde le fabricaron 7 limpias para una efectividad de 1,97 con 24 abanicados, 12 boletos y 3 golpeados, dejando forja de 2-0. Por otra parte entre Fernando Vásquez, Darwin Alvarado y Julio Rodríguez permitieron 20 carreras de las que 18 fueron limpias en 20,1 entradas englobando efectividad de 9,00. Ese promedio es algo con lo que tiene que luchar Liceo, estos tres lanzadores permitieron prácticamente una carrera por entrada lanzada y entregaron 10 boletos. Se espera que el refuerzo a escoger sea un lanzador y quizás este sea Nerio Acosta. El pitcheo de Buenos Aires terminó en 4,35 tras permitir 30 limpias en 62,0 episodios lanzados. Trabajaron 7 entradas más que los de Liceo. Permitieron 74 sencillos, 13 dobles y par de cuadrangulares. Abanicaron a 32 y entregaron 21 boletos además de golpear a 6. Un factor que afectó a Buenos Aires fueron los cambios que tuvieron que hacer durante varias ocasiones de los refuerzos, de este equipo salieron Leonit Colmenarez que se fue con 7,84 de efectividad, Ricardo Hernández con 8,31 además de Iván Blanco con 27,0.  Entre estos tres lanzadores permitieron 16 carreras limpias de las 30 que a la postre permitió el conjunto. Luis Camacaro fue quien llegó al rescate lanzando 22,1 entradas en las que solamente permitieron 5 limpias, ponchó a 10 y dejó marca de 3-0. Jesús Yépez lanzó 8.0 entradas permitiendo 1 limpia y José Oliveros salvó par de encuentros lanzando 6,2 entradas.